¿Cuáles son los síntomas de Lyme Crónico y del SISM?

Actualizado el 24 de septiembre de 2018

La bacteria que provoca la enfermedad de Lyme puede atacar cualquier parte del cuerpo. Esto puede provocar una gran cantidad de síntomas diferentes y que la enfermedad de Lyme se parezca a muchas enfermedades diferentes. Un aspecto muy importante a considerar es que los síntomas de la enfermedad de Lyme no son permanentes, sino que mantienen un carácter cíclico, es decir que tienden a aparecer o empeorar para luego mejorar. También es común que algunos de los síntomas aparezcan en algún periodo para luego ser sustituidos por otros, tiempo después. La enfermedad de Lyme cambia.

Si además añadimos las coinfecciones, así como otros problemas derivados de la inflamación crónica, la lista de síntomas se puede hacer más compleja. Cada microbio que añadimos a la lista trae su propia sintomatología. A esto es a lo que el Dr. Horowitz denomina Síndrome de Infecciones Sistémicas Múltiples (SISM).

En un estudio publicado en 2014 se encontró que los pacientes con Lyme Crónico reportaron una peor salud general, más días con malestar físico o mental, una carga significativa de síntomas y mayores limitaciones en las actividades comparadas con otras enfermedades crónicas comunes (por ejemplo diabetes, cardiopatías, esclerosis múltiple o depresión). También reportaron mayor disminución en su capacidad de trabajar, aumento en el uso de servicios de salud y un mayor gasto de bolsillo en servicios de salud, comparado con otras enfermedades crónicas.

A continuación les presentamos una lista amplia de los síntomas más comunes, tanto en el Lyme como el el SISM. Es importante comprender que muchos de estos síntomas también están presentes en otras enfermedades, sin embargo, entre más síntomas tenga una persona, más deberá sospechar la posibilidad de que tenga Lyme o SISM. Esta lista fue elaborada a partir de los cuestionarios del Dr. Horowitz  y el Dr Burrascano que elaboraron para identificar la posibilidad de tener Lyme.

 

  • Fiebres, sudoraciones, escalofríos, y sonrojamiento inexplicable
  • Cambio inexplicable de peso, ya sea para subir o bajar
  • Fatiga y cansancio extremo. Baja de energía a partir de cierta hora del día
  • Caída inexplicable del cabello
  • Ganglios inflamados
  • Garganta irritada o inflamada
  • Dolor testicular o pélvico
  • Irregularidad menstrual inexplicable
  • Producción inexplicable de leche , dolor de los senos
  • Vejiga irritable o disfunción de la vejiga
  • Disfunción sexual, disfunción eréctil o pérdida de la libido
  • Estómago irritable, estómago revuelto y nauseas
  • Agruras
  • Función intestinal alterada  (diarrea o estreñimiento)
  • Dolor en el pecho o en las costillas
  • Dolor abdominal bajo y calambres en la zona
  • Falta de aire o tos
  • Palpitaciones del corazón, arritmias de pulso, bloqueo cardiaco en el electrocardiograma
  • Historial de murmullo cardiaco o prolapso de las válvulas
  • Dolor de articulaciones o hinchazón de articulaciones (especialmente en rodillas, tobillos, codos, caderas, hombros, muñecas dedos de manos y pies)
  • Rigidez de cuello o de espalda
  • Dolores musculares o  calambres
  • Temblores en la cara o en otros músculos
  • Dolores de cabeza
  • El cuello truena o crepita al girarlo. Rigidez de cuello.
  • Sensaciones extrañas en la piel: quemazón, punzadas, hormigueo, entumecimiento o adormecimiento
  • Parálisis facial (parálisis de Bell)
  • Visión doble o borrosa. Visión con manchas o “basuritas”
  • Ojo reseco o lagrimeo excesivo
  • Sensaciones auditivas extrañas: tintineo, zumbidos y punzadas en el oído
  • Vértigo y mareo con el movimiento
  • Mareo al levantarse súbitamente (hipotensión ortostática)
  • Mal equilibrio y dificultad para caminar
  • Temblores
  • Confusión y dificultad para pensar
  • Dificultad con la concentración y para leer. Dificultad para poner atención
  • Olvidos constantes y pobre memoria a corto plazo. Dificultad para incorporar nueva información
  • Desorientación: perderse frecuentemente y llegar a lugares equivocados
  • Dificultad para hablar o escribir. Dificultad para encontrar la palabra adecuada
  • Cambios de humor repentinos, irritabilidad y depresión
  • Trastornos del sueño: demasiado sueño, escaso sueño y despertar temprano. Sueño durante el día.
  • Síntomas exagerados por el consumo de alcohol. Cruda muy fuerte
  • Dolor en la planta de los pies
  • Dolor inexplicable de espalda
  • Debilidad muscular evidente
  • Ansiedad y ataques de pánico
  • Trastornos psiquiátricos como alucinaciones, delusiones, paranoia y bipolaridad
  • Dolor de dientes
  • Congestión en la cabeza
  • Los síntomas se exacerban cada 4 semanas

 

Referencias

Lyme disease symptom checklist

Lyme disease symptoms

Listado del Dr. Burrascano

 

Horowitz, R. (2013) Why Can’t I Get Better? Solving the mystery of Lyme and chronic disease. St. Martin’s Press. New York.

Johnson L, Wilcox S, Mankoff J, Stricker RB. (2014Severity of chronic Lyme disease compared to other chronic conditions: a quality of life surveyPeerJ 2:e322https://doi.org/10.7717/peerj.322

Crédito de la imagen:

“Pain on their faces” by 4WardEver Campaign UK is licensed under CC BY 2.0

 

One thought on “¿Cuáles son los síntomas de Lyme Crónico y del SISM?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *